Inicio > Calidad y desarrollo > Estudios clínicos

ESTUDIOS CLÍNICOS

Una formulación tópica rica en alantoína es efectiva calmando el dolor y mejorando la rigidez en la osteoartritis de rodilla. [29]


  • Grupo A: 13 pacientes con osteoartritis en la rodilla fueron tratados con una crema con un 10% de extracto de Symphytum officinale L. (3 veces/día), que contenía alantoína, durante 6 semanas.

  • Grupo B: 14 pacientes con osteoartritis en la rodilla fueron tratados con una crema con un 20% de extracto de Symphytum officinale L. (3 veces/día), que contenía alantoína, durante 6 semanas.

  • Grupo C: 10 pacientes con osteoartritis en la rodilla fueron tratados con una crema placebo (3 veces/día) durante 6 semanas.

Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez e incomodidad), en los tres grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y cada dos semanas de iniciar el mismo. La primera figura representa las puntuaciones WOMAC para el dolor y la segunda para la rigidez asociada a la osteoartritis.

Se obtuvieron diferencias estadísticamente significativas en todas las categorías del índice WOMAC de la osteoartritis (dolor, P<0,01; rigidez, P<0,01; actividad funcional diaria, P<0,01) en los grupos de pacientes tratados con las formulaciones de Symphytum officinale L., ricas en alantoína.

La crema con alantoína reduce significativamente el dolor y la rigidez derivadas de la osteoartritis, mejorando la capacidad funcional de las articulaciones afectadas.




Una crema de uso fitoterapéutico rica en alantoína es un tratamiento eficaz para aliviar el dolor agudo de la espalda [30]


  • Grupo A: 60 pacientes con dolor agudo en la parte superior o inferior de la espalda fueron tratados con una crema (3 veces/día) que contenía alantoína, durante 5 días.
  • Grupo B: 60 pacientes con dolor agudo en la parte superior o inferior de la espalda fueron tratados con una crema (3 veces/día) placebo, durante 5 días.

    La intensidad del dolor se evaluó en una escala analógica visual estandarizada (VAS, Visual Analogue Scale), tanto para músculos[LCB1] de zonas superiores como inferiores. La variable de eficacia primaria se calculó como la suma de la VAS para el dolor de espalda superior y para el dolor de espalda utilizando los tiempos de medición reales, respectivamente. El cálculo del área bajo la curva (AUC) se determinó usando la regla trapezoidal acumulativa. Valores más altos del AUC indican mayor dolor.

  • En el transcurso del ensayo, la intensidad del dolor en el movimiento estandarizado activo disminuyó en promedio (mediana) aproximadamente 95,2% en el grupo tratado con la crema que contenía alantoína y 37,8% en el grupo de placebo.
  • El extracto con alantoína es superior al placebo en el tratamiento del dolor agudo de la parte superior e inferior de la espalda, independientemente de la localización del dolor (P<0,001).
La crema con alantoína reduce significativamente el dolor dorsal de forma rápida y eficaz. El efecto analgésico de la aplicación tópica de cremas ricas en alantoína, obtenidas a partir de extractos de raíz a partir de Symphytum officinale L., ha sido descrito en diversos episodios de dolor, como osteoartritis de rodilla y lesiones de tobillo [ 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28].




Una formulación rica en alantoína es un tratamiento eficaz en el manejo del dolor tras cirugía dental [31].


  • Grupo A: 28 pacientes sometidos a cirugía oral por extracción molar recibieron un gel (3 veces/día) que contenía alantoína, además de clorhexidina, dexpantenol y quitosano durante la semana posterior a la intervención.
  • Grupo B: 19 pacientes sometidos a cirugía oral por extracción molar realizaron un enjuague de bicarbonato (3 veces/día) durante la semana posterior a la intervención.

    Las puntuaciones de dolor post-cirugía fueron registradas por cada paciente a las 6 horas de la intervención y en los días posteriores. Se utilizó una escala analógica visual (VAS, Visual Analogue Scale; de 0: sin dolor a 10: dolor extremo). BC: bicarbonato, BP: gel con alantoína. Valores expresados como media±SEM; * P=0,0001.

  • Se observó una marcada reducción progresiva de la intensidad del dolor con el uso del gel con alantoína durante todo el período de tratamiento en comparación con el grupo control (a los 7 días de la intervención las puntuaciones VAS fueron 3,7 vs. 5,3, respectivamente; P=0,0001).
  • El consumo medio de pastillas analgésicas (diariamente y durante todo el periodo de estudio) fue menor en los pacientes que recibieron el gel (13 pastillas frente a 24 en el grupo control; P<0,05).

El gel con alantoína produce un alivio eficaz del dolor derivado de intervenciones orales, en parte por los efectos de este ingrediente en los procesos regeneradores y antiinflamatorios.

La alantoína ha demostrado tener actividad antinociceptiva periférica que implica el receptor opioide y los canales de K + sensibles a ATP [21].




El extracto proteico de Helix aspersa es un tratamiento eficaz en el manejo de heridas abiertas por quemaduras de grosor parcial en adultos. [7]


  • Grupo A: 27 pacientes adultos con quemaduras de espesor parcial profundo de la cara tratados con extracto de Helix aspersa.
  • Grupo B: 16 pacientes adultos con quemaduras faciales tratados con ungüento convencional para el tratamiento de quemaduras.

Las puntuaciones de dolor fueron registradas por cada paciente el cuarto día tras la quemadura, antes y 30 minutos después de la aplicación de las cremas en estudio, en una escala analógica visual del 1 al 10 (VAS, Visual Analogue Scale).

Las puntuaciones de dolor VAS después de la aplicación del extracto proteico de Helix aspersa fueron significativamente inferiores en comparación con el grupo control (P<0,001).
  • El tiempo medio para el desprendimiento de escaras se redujo significativamente en el grupo tratado con extracto de Helix aspersa (9±2 días versus 11±2 días en el grupo control; P=0,003).

  • El tiempo medio para la epitelización de la superficie quemada fue de 11±2 días en el grupo tratado con extracto de Helix aspersa, mientras que el grupo control necesitó de mayor tiempo de recuperación (15±3 días) (P<0,001).

Además de aliviar el dolor derivado de lesiones por quemaduras, el extracto proteico regenerador de Helix aspersa acelera la apoptosis de escaras y el proceso de re-epitelización celular de las superficies dañadas.




El extracto proteico de Helix aspersa es un tratamiento eficaz en el manejo de la dermatitis atópica. [8]


  • Grupo A: 10 pacientes con dermatitis atópica que fueron tratados durante 4 semanas con un extracto de Helix aspersa.
  • Grupo B: 10 pacientes con dermatitis atópica que fueron tratados durante 4 semanas con ácido hialurónico (grupo control).
Cambio de la puntuación SCORAD (SCORing Atopic Dermatitis), que evalúa la gravedad de la dermatitis atópica, en ambos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y 4 semanas después. El índice SCORAD mostró un descenso estadísticamente significativo tanto en el grupo control como en el grupo experimental. Sin embargo, el grupo tratado con extracto proteico de Helix aspersa mostró mayor significación estadística que el grupo control (P=0,017 versus P=0,074 en controles).

El extracto proteico regenerador de Helix aspersa reduce la severidad e intensidad de la dermatitis atópica, una enfermedad cutánea inflamatoria crónica.




Extractos de Curcuma domestica tienen una eficacia y seguridad similares al ibuprofeno en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla [c13]


  • Grupo A: 52 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 2 g/día de extracto de C. domestica, rico en curcumina, durante 6 semanas.
  • Grupo B: 55 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 800 mg/día de ibuprofeno durante 6 semanas.
  • Los parámetros físicos evaluados experimentaron una mejoría significativa en comparación al inicio del tratamiento en ambos grupos de pacientes.

  • No se hallaron diferencias en los parámetros analizados entre pacientes que recibieron el extracto rico en curcumina o ibuprofeno, a excepción del dolor experimentado al subir escaleras (P=0,016).

  • Tampoco se encontraron diferencias en los efectos adversos experimentados por los pacientes entre tratamientos (33,3% versus 44,2%, P=0.36 en los extractos de C. domestica e ibuprofeno, respectivamente).

Los extractos de C. domestica ricos en curcumina parecen ser igualmente eficaces como el ibuprofeno en el manejo del dolor en la osteoartritis de rodilla.




La curcumina es segura y eficaz mejorando las puntuaciones de actividad de la artritis reumatoide, administrada sola o en combinación con el fármaco antiinflamatorio diclofenaco[c14]


  • Grupo A: 15 pacientes con artritis reumatoide recibieron un tratamiento oral dos veces al día de 500 mg curcumina durante 8 semanas.
  • Grupo B: 15 pacientes con artritis reumatoide recibieron un tratamiento oral dos veces al día de 500 mg curcumina y 50 mg diclofenaco durante 8 semanas.
  • Grupo C: 15 pacientes con artritis reumatoide recibieron un tratamiento oral dos veces al día de 50 mg diclofenaco durante 8 semanas.

Determinación de la escala DAS (del inglés Disease Activity Score) para evaluar la actividad de la artritis reumatoide basada en 28 articulaciones en los tres grupos experimentales antes y al finalizar el tratamiento. *P≤0,05.

  • La administración de curcumina presentó el porcentaje más significativo de mejora en los índices de actividad de la enfermedad DAS y ACR (criterios de clasificación del Colegio Americano de Reumatología); estos registros fueron superiores que en el grupo tratado con diclofenaco.

  • Además, el grupo de pacientes tratado con curcumina mostró una reducción evidente en la severidad de la inflamación, determinada por la concentración sérica de la proteína C reactiva, sustancia producida por el hígado en respuesta a los estados inflamatorios.

La curcumina es un activo eficaz aliviando el dolor en pacientes con artritis reumatoide.




La administración combinada de curcumina y glucosamina mejora los resultados de un tratamiento ampliamente utilizado para el manejo de la osteoartritis [C15]


  • Grupo A: 63 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 500 mg de Meriva®, rica en curcumina, y 500 mg de Regenasure®, rica en glucosamina en forma de 1 pastilla diaria durante 4 meses.
  • Grupo B: 61 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 400 mg de condroitin sulfato y 415 mg de glucosamina en forma de 2 pastillas diarias durante 4 meses.

    Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez y actividad funcional), en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y tras 4 meses de tratamiento. *P≤0,05 vs condroitin+glucosamina; +P≤0,05 vs basal.

  • Se obtuvieron diferencias estadísticamente significativas en todas las categorías del índice WOMAC de la osteoartritis (dolor, rigidez y actividad funcional diaria) en los grupos de pacientes tratados con la formulación enriquecida en curcumina.
  • Se observaron mejoras estadísticamente significativas en las puntuaciones WOMAC relativas a la función emocional y social en el grupo de pacientes suplementado con curcumina (P<0,05 vs condroitin+glucosamina).

La suplementación oral de curcumina reduce la gravedad de la osteoartritis de rodilla tras 4 meses de tratamiento.




El tratamiento con curcuminoides en pacientes con osteoartritis alivia significativamente los síntomas de la enfermedad [C16].


  • Grupo A: 19 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 1500 mg al día de C3 complex®, rico en curcuminoides, durante 6 semanas.
  • Grupo B: 21 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron pastillas placebo durante 6 semanas.
Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez, actividad funcional y puntuación global), en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y tras 6 semanas de tratamiento. Se indica el P valor dentro del grupo y entre grupos experimentales.ª representa diferencias estadísticas significativas, b valores que indican la comparativa entre antes del tratamiento y el final del tratamiento. Los valores estadísticamente significativos se muestran en negrita.

Puntuaciones obtenidas por los pacientes antes y después del tratamiento en (A) la escala Lesquene (LPFI, Lequesne’s pain functional index) relacionada con el dolor, las molestias y las repercusiones funcionales y (B) la escala analógica visual estandarizada (VAS, Visual Analogue Scale) que evaluó la intensidad del dolor.

  • La comparación entre pre- versus post-tratamiento en las puntuaciones WOMAC mostraron una reducción estadísticamente significativa a nivel global (P<0,001) así como en las puntuaciones parciales (P<0,001 para el dolor y la actividad funcional, y P=0,043 para la rigidez) en los pacientes tratados con curcuminoides.
  • En las comparaciones entre ambos grupos en estudio se observó un efecto más acentuado en el grupo de pacientes que recibió curcuminoides disminuyendo las puntuaciones WOMAC a nivel global (P=0,001), de dolor (P<0,001) y actividad funcional (P<0,001).
  • Se detectaron reducciones significativas en los índices LPFI y VAS en el grupo tratado con curcuminoides (P<0,001 en ambas medidas), mientras que este efecto no ocurrió en el grupo placebo.

Se ha demostrado la eficacia de la suplementación dietética con curcuminoides para aliviar los síntomas y mejorar el cuidado de los pacientes con osteoartritis.




La ingesta de curcumina mejora los síntomas y las capacidades funcionales de pacientes con osteoartritis de rodilla [C17].


  • Grupo A: 18 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron 180 mg de curcumina (6 cápsulas de Theracurmin® al día) durante 8 semanas.
  • Grupo B: 23 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 6 cápsulas al día de tratamiento placebo durante 8 semanas.

    Puntuaciones obtenidas en la escala de intensidad de dolor VAS (Visual Analogue Scale) por los pacientes a diferentes momentos del tratamiento (antes y 2, 4, 6 y 8 semanas de tratamiento). Los resultados se expresan como media±SD.

    Necesidad de tratamiento con fármacos antiinflamatorios no esteroideos en ambos grupos de estudio a lo largo del tiempo.

    • Tras 8 semanas de tratamiento, la puntuación VAS del dolor se redujo significativamente en el grupo tratado con curcumina en aquellos pacientes con un índice VAS basal superior a 0,15 (P=0,023).

    • El suplemento de curcumina redujo significativamente la dependencia al fármaco antiinflamatorio y analgésico celecoxib en relación al grupo placebo (P=0,0252).

    La toma oral de curcumina durante 8 semanas alivia los síntomas de dolor asociados a la osteoartritis.




Extractos de Curcuma domestica tienen una eficacia y seguridad similares al ibuprofeno en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla [C18].


  • Grupo A: 185 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 1500 mg/día de extracto de C. domestica, rico en curcumina, durante 4 semanas.
  • Grupo B: 182 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 1200 mg/día de ibuprofeno durante 4 semanas.

    Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez, actividad funcional y puntuación global), en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento (semana 0) y a las 2 y 4 semanas de tratamiento. *P≤0,05.

  • Las puntuaciones WOMAC evidenciaron una mejoría equivalente en ambos tratamientos en comparación a antes de iniciar el estudio.
  • No se hallaron diferencias en los parámetros analizados entre pacientes que recibieron el extracto rico en curcumina o ibuprofeno (P=0,362 para puntuación WOMAC global; P=0,531 para la subescala WOMAC del dolor; P=0,522 para la subescala WOMAC de rigidez y P=0,278 para la subescala WOMAC de actividad funcional).
  • Los pacientes que experimentaros efectos secundarios durante el tratamiento no difirió entre ambos grupos experimentales (35,7% versus 29,7%, P=0.222 en ibuprofeno y en los extractos de C. domestica, respectivamente).

Los extractos de C. domestica ricos en curcumina son tan eficaces y seguros como el tratamiento farmacológico con ibuprofeno en el manejo de la sintomatología de la osteoartritis.




Extractos de Boswellia serrata son eficaces y bien tolerados en el tratamiento de la osteoartritis [O4].


  • Grupo A: 15 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron 3 cápsulas al día (333 mg de extracto de extracto de Boswellia serrata en cada cápsula), durante 8 semanas.
  • Grupo B: 15 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron cápsulas placebo durante 8 semanas.

Se realizaron dos intervenciones y aquellos pacientes que tomaron el extracto vegetal en la primera ronda, posteriormente, en la segunda ronda recibieron­ tratamiento placebo y viceversa.

Puntuaciones medias de eficacia de los tratamientos en ambas rondas del estudio en términos de reducción del dolor, hinchazón y actividad funcional (en la ronda 1, el Grupo 1 fue suplementado con extracto de Boswellia serrata y en la ronda 2 recibió placebo y el Grupo 2 siguió el orden inverso). Pre-T/t, antes del inicio del tratamiento asignado; Post-T/t, después de completar las 8 semanas del tratamiento asignado; BSE, extracto de Boswellia serrata.

  • La reducción en la severidad del dolor, hinchazón y pérdida de función fueron estadísticamente y clínicamente significativas en el grupo de pacientes tratados con el extracto de Boswellia serrata en comparación al grupo placebo (P<0,001).

  • En la segunda ronda del estudio, aquellos pacientes que fueron asignados al tratamiento placebo empeoraron nuevamente los parámetros evaluados y viceversa.

La administración oral de extracto de Boswellia serrata mejora el cuadro de dolor e inflamación de pacientes con osteoartritis (artrosis) de rodilla, mejorando la flexión de la articulación afectada y reduciendo la rigidez articular.




La suplementación oral de glucosamina es efectiva en el tratamiento de los síntomas de la osteoartritis [O9].


  • Grupo A: 106 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron 1500mg de sulfato de glucosamina, durante 6 meses.
  • Grupo B: 108 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron acetaminofén durante 6 meses.
  • Grupo C: 104 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron placebo durante 6 meses.

    Puntuaciones medias de los pacientes de la población con intención de tratar (ITT, intention-to-treat) en la escala Lesquene utilizada para cuantificar la severidad de la enfermedad antes del tratamiento y al mes 1, 3 y 6 de tratamiento. Esta escala se relaciona con el dolor de rodilla, las molestias y las repercusiones funcionales en la vida diaria y la distancia máxima recorrida. *P=0,032 versus placebo.

  • El sulfato de glucosamina demostró ser más efectivo que el placebo mejorando el índice Lesquene, con una reducción final de 3,1 puntos versus 1,9 en placebo (P=0,032).
  • La reducción en el índice Lesquene obtenida en el grupo tratado con acetaminofén, uno de los medicamentos comúnmente más utilizados para aliviar el dolor, no fue estadísticamente diferente al grupo placebo (P=0,18).
  • Resultados similares se obtuvieron en las puntuaciones en la escala WOMAC.

La suplementación con sulfato de glucosamina durante 6 meses demostró ser más efectiva que el acetaminofén en la manifestación clínica de la osteoartritis (artrosis)




La ingesta de vitamina C reduce el riesgo de pérdida de cartílago y de progresión de la enfermedad en personas con osteoartritis [O79].


  • Seiscientos cuarenta participantes del estudio de cohortes Framingham recibieron evaluaciones completas sobre la asociación de vitamina C, beta caroteno, y la ingesta de vitamina E con la incidencia y la progresión de la osteoartritis, comparada con la de un panel de vitaminas no antioxidantes, B1, B6, niacina y folato[LCB1] .
  • Los datos del estudio sugirieron que los antioxidantes podrían proteger a las personas con enfermedad establecida de la progresión de la enfermedad.
  • Utilizando parámetros radiográficos de progresión, se observó una reducción de 3 veces en el riesgo para la progresión de la patología en hombres y mujeres con una ingesta diaria de vitamina C media (152 mg y 179 mg, respectivamente) (odds ratio ajustado 0,3, IC 95%: 0,1;0,8) y también con ingesta de vitamina C alta (hombres 430 mg/día y mujeres 501 mg/día) (odds ratio ajustado 0,3, IC 95%: 0,1;0,6).
  • Aquellas personas con la ingesta de vitamina C más elevada presentaron un riesgo reducido de desarrollar dolor de rodilla (odds ratio ajustado 0,3; IC 95%: 0,1;0,8).

El suplemento de vitamina C protege a las personas con trastornos artríticos establecidos de la progresión de la enfermedad.




La suplementación oral de zinc mejora el curso de la artritis reumatoide refractaria [O68].


  • Grupo A: 12 pacientes con artritis reumatoide refractaria tomaron 3 cápsulas al día con 220 mg de sulfato de zinc durante 12 semanas. En una segunda fase del estudio de 12 semanas más, siguieron con el mismo tratamiento.
  • Grupo B: 12 pacientes con artritis reumatoide refractaria tomaros 3 cápsulas al día con tratamiento placebo durante 12 semanas. En una segunda fase del estudio de 12 semanas más, iniciaron el tratamiento activo con sulfato de zinc oral.

    Gráfico de cambio acumulativo desde la última visita. Los pacientes puntuaron el progreso experimentado desde la última visita en una escala de 5 (3 representaba “ningún cambio”). El cambio incremental (puntaje promedio menos 3), sumado a la puntuación previa se representó gráficamente a lo largo del estudio (primeras 12 semanas estudio a doble ciego y segundas 12 semanas estudio abierto). Z, zinc; P, placebo.

  • Los pacientes suplementados con zinc experimentaron mejoría gradual a lo largo del tiempo de tratamiento. Sin embargo, los pacientes en tratamiento placebo experimentaron una leve mejoría en la segunda semana pero no describieron mayor beneficio hasta que iniciaron la segunda fase del estudio donde recibieron suplemento de sulfato de zinc.
  • Durante la fase de doble ciego, los índices clínicos evaluados fueron superiores en los pacientes que recibieron zinc en comparación al grupo placebo en relación a la inflamación de las articulaciones (P<0,01 en semana 8), rigidez matutina (P<0,05 en semana 8), tiempo caminado (P<0,05 en semana 8) y valoración global del paciente (P<0,05 en semana 8).
  • En la segunda fase del estudio, donde ambos grupos de pacientes recibieron suplemento de zinc, los índices clínicos mejoraron progresivamente.
  • La función articular responde positivamente a la ingesta oral de zinc en condiciones inflamatorias y representa un alivio significativo para los síntomas de la artritis reumatoide.




La combinación de clorhidrato de glucosamina, condroitín sulfato de sodio y ascorbato de manganeso es efectiva para el tratamiento de la osteoartritis (artrosis) de rodilla [O59].


  • Grupo A: 46 pacientes con osteoartritis de rodilla moderada/severa recibieron dos cápsulas, dos veces por día. Cada una contenía 500 mg de clorhidrato de glucosamina, 400 mg de condroitín sulfato de sodio y 76 mg de ascorbato de manganeso durante 6 meses.
  • Grupo B: 47 pacientes con osteoartritis de rodilla moderada/severa recibieron tratamiento placebo durante 6 meses.

    Media (±SEM) y porcentaje de cambio respecto al inicio del estudio de las observaciones clínicas de los pacientes estratificados según la severidad radiográfica: estudio del índice de gravedad de Lesquene (utilizada para cuantificar la severidad de la enfermedad), la versión analógica visual del índice de artrosis de las universidades Western Ontario y McMaster (WOMAC) y la evaluación global realizada por el paciente. *P=0,003, †P=0,04, ‡P=0,04, §P=0,04. El P valor representa las diferencias estadísticamente significativas entre el grupo de pacientes tratado con el suplemento oral y el grupo control.

  • A los 4 y 6 meses de tratamiento, el índice de gravedad Lesquene se redujo significativamente en los pacientes del grupo de tratamiento activo con osteoartritis leve o moderada (P=0,003 y P=0,04, respectivamente).
  • Se observó una tendencia a la mejoría al cabo de 4 meses de tratamiento cuando se utilizó la escala WOMAC o la evaluación global del paciente, aunque no se alcanzó la significación estadística.

El suplemento oral de clorhidrato de glucosamina, condroitín sulfato de sodio y ascorbato de manganeso reducen la severidad de la osteoartritis de rodilla en estadios iniciales de la enfermedad.




La suplementación con magnesio mejora la sintomatología asociada a la artropatía de las articulaciones con deposición de pirofosfato cálcico [O56].


  • Grupo A: 19 pacientes con artropatía por pirofosfato cálcico (artritis sintomática + cristales de pirofosfato cálcico en el líquido sinovial) recibieron 10 ml de carbonato de magnesio tres veces al día durante 6 meses.
  • Grupo B: 19 pacientes con artropatía por pirofosfato cálcico (artritis sintomática + cristales de pirofosfato cálcico en el líquido sinovial) recibieron placebo tres veces al día durante 6 meses.
  • Duración del dolor, derrame, rigidez y sensibilidad antes y después del tratamiento y evaluación subjetiva y objetiva sobre el efecto del tratamiento. El dolor se calificó en una escala de 0 “ninguno”, 1 “leve”, 2 “moderado” y 3 “grave”, derrame y sensibilidad en una escala de 0 “ninguna”, 1 “leve” y 2 “grave”. La duración de la sensibilidad se midió en minutos.

  • A pesar de un pronunciado efecto placebo en los controles, el tratamiento activo mostró una tendencia uniforme hacia la mejora en el dolor, la rigidez, el derrame (rodilla), la sensibilidad en la línea articular y la evaluación subjetiva y objetiva global.
  • A los seis meses la mejoría experimentada por los pacientes suplementados con magnesio sobre los controles fue significativa para el dolor (P<0,05) y en la evaluación objetiva (P<0,05).

El tratamiento con magnesio demuestra ser efectivo en el manejo de la sintomatología ligada a la artropatía de las articulaciones.




El consumo de una preparación rica en el complejo enzimático de la bromelina reduce los síntomas asociados a la osteoartritis de rodilla al mismo nivel que el diclofenaco [51].


  • Grupo A: 20 pacientes con osteoartritis de rodilla leve o moderada recibieron 500 mg de bromelina al día en una dosis durante 16 semanas.
  • Grupo B: 20 pacientes con osteoartritis de rodilla leve o moderada recibieron 100 mg de diclofenaco (medicamento antiinflamatorio no esteroideo) al día en una dosis durante 4 semanas.

    Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis, y puntuaciones en el cuestionario SF-36, instrumento que evalúa la calidad de vida relacionada con la salud, en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y a las 4 y 16 semanas (el último sólo para la bromelina).

    Los valores se presentan como media±SEM. Puntuaciones bajas en el índice WOMAC representan mejor clínica. En el cuestionario SF-36, 0 indica problemas extremos y 100 indica ningún problema. MCS, componente mental; PCS, componente físico, SF-36, short-form 36.

    aComparado con el momento basal.

  • En la semana 16 del tratamiento con bromelina, los pacientes presentaron mejores puntajes de WOMAC total (12,2 frente a 25,5), subescalas de dolor (2,4 frente a 5,6), subescalas de rigidez (0,8 frente a 2,0) y subescalas de función (9,1 frente a 17.9) y el componente físico de SF-36 (73,3 frente a 65,4) en comparación con los valores basales.
  • No hubo diferencias en las puntuaciones de WOMAC y SF-36 comparados entre los grupos de bromelina y diclofenaco a las 4 semanas. En la semana 4, se observaron mejorías en ambos grupos tratados en relación al inicio del estudio.

La bromelina y el diclofecaco reducen los síntomas de la osteoartritis (artrosis) de rodilla de forma comparable tras 4 semanas de tratamiento.




La ingesta oral de sulfato de condroitina disminuye el dolor y mejora la función en situaciones de osteoartritis de rodilla [O46].


  • Grupo A: 54 pacientes con osteoartritis de rodilla sintomática recibieron 800 mg de sulfato de condroitina al día en dos periodos de 3 meses durante 1 año.
  • Grupo B: 56 pacientes con osteoartritis de rodilla sintomática recibieron placebo en dos periodos de 3 meses durante 1 año.

    Puntuaciones medias de los pacientes de la población en estudio en la escala Lesquene (utilizada para cuantificar la severidad de la enfermedad) y la escala analógica visual estandarizada VAS (para evaluar la intensidad del dolor). PBO, placebo; CS, sulfato de condroitina.

  • En el grupo de pacientes que tomaron sulfato de condroitina, el índice de la escala Lesquene se redujo por 24, 25, 34 y 36%, en los meses 3, 6, 9 y 12, respectivamente. Se hallaron diferencias significativas al mes 9 y 12 entre los grupos sulfato de condroitina y placebo, P<0,05 y P<0,01, respectivamente.
  • La intensidad del dolor disminuyó respectivamente en un 42% en el mes 9 y 12 en el grupo suplementado con sulfato de condroitina versus 25% en el grupo placebo. El análisis estadístico mostró una diferencia significativa entre ambos grupos de tratamiento en los meses 9 y 12 (P<0,05).

La suplementación con sulfato de condroitina alivia el dolor y reduce la severidad de la osteoartritis (artrosis) de rodilla




El extracto de harpagofito es efectivo en el tratamiento de la exacerbación del dolor lumbar [O40].


  • Grupo A: 65 pacientes con susceptibilidad crónica al dolor lumbar que recibieron una pastilla de extracto de harpagofito 3 veces al día (600 mg) durante 4 semanas.
  • Grupo B: 66 pacientes con susceptibilidad crónica al dolor lumbar que recibieron una pastilla de extracto de harpagofito 3 veces al día (1200 mg) durante 4 semanas.
  • Grupo C: 66 pacientes con susceptibilidad crónica al dolor lumbar que recibieron placebo durante 4 semanas.
  • El número de pacientes que no presentaron dolor sin la toma del analgésico tramadol durante al menos 5 días en la cuarta semana de tratamiento fue de 3 en el grupo placebo, 6 en el grupo que tomó harpagofito dosis baja y 10 en el grupo que tomó harpagofito dosis elevada (P=0,027).
  • El análisis del índice Arhus específico para el dolor de espalda (incluye la deficiencia física, el dolor y las puntuaciones de discapacidad) mostró mayor beneficio entre los grupos de tratamiento activo que el grupo placebo.
La suplementación oral con extracto de harpagofito exhibe propiedades analgésicas y antinociceptivas.




El aporte de vitamina E ejerce actividad analgésica significativa, con independencia del efecto antiinflamatorio, en casos de artritis reumatoide [O27].


  • Grupo A: 20 pacientes con artritis reumatoide severa tomaron 1200 mg de vitamina E (2 cápsulas 2 veces al día) durante 12 semanas.
  • Grupo B: 22 pacientes con artritis reumatoide severa recibieron tratamiento placebo durante 12 semanas.

    Porcentaje de cambio medio en la escala analógica visual estandarizada (VAS, Visual Analogue Scale) que evaluó la intensidad del dolor en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y a lo largo de diferentes semanas hasta completar el estudio. (A) Dolor por la mañana, (B) dolor tras realizar una actividad seleccionada (población con intención de tratar).

  • Los parámetros indicadores de dolor se vieron reducidos significativamente en el grupo de pacientes que recibieron vitamina E en comparación al grupo placebo (dolor por la mañana: −0,56 vs +0,54, P=0,006; dolor por la noche: −0,56 vs +0,28, P=0,017; dolor tras actividad escogida: −0,68 vs +0,09, P=0,040).
  • Según las valoraciones globales realizadas por los pacientes, el 60% de pacientes mejoró con la suplementación de vitamina E, comparativamente al 31,8% en el grupo placebo.

La ingesta oral de vitamina E reduce la intensidad del dolor articular asociado a la artritis reumatoide.




La suplementación intra-articular con derivados del ácido hialurónico es un tratamiento apropiado para normalizar el estado de las articulaciones en la osteoartritis [O20].


  • Grupo A: 127 pacientes con osteoartritis de rodilla fueron sometidos a un tratamiento estándar apropiado para su condición (propuesto por la ACR, American College of Rheumatology[1]) y un derivado de ácido hialurónico (3 inyecciones de Hylan G-F20 intra-articulares con intervalos de 1 semana) durante 1 año.
  • Grupo B: 128 pacientes con osteoartritis de rodilla fueron sometidos a un tratamiento estándar apropiado para su condición (propuesto por la ACR, American College of Rheumatology21) durante 1 año.

Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y a lo largo de diferentes meses hasta completar el estudio.

  • El grupo de pacientes con suplemento articular de derivados del ácido hialurónico fue superior en el porcentaje de reducción en la media de las puntuaciones WOMAC de dolor en comparación al tratamiento estándar solo (38% versus 13%, P=0,0001).

  • El tratamiento con derivados de ácido hialurónico mejoró de forma significativa los índices evaluados sobre la calidad de vida relacionada con la salud de los pacientes (P<0,0001).

  • El grupo tratado con suplemento de ácido hialurónico presentó menor tasa de efectos adversos al año de tratamiento que el grupo control (52% versus 68%, respectivamente; P=0,0116).

La calidad del líquido sinovial, gracias al tratamiento intra-articular con derivados del ácido hialurónico, influye positivamente sobre las articulaciones y el dolor asociado a la osteoartritis (artrosis) de rodilla.




El tratamiento con colágeno tipo II demuestra ser efectivo en pacientes con artritis reumatoide severa, incluso, llegando a remitir completamente la enfermedad [O15].


  • Grupo A: 28 pacientes con artritis reumatoide severa ingirieron 0,1 mg de colágeno tipo II solubilizado diariamente durante 1 mes y, posteriormente tomaron 0,5 mg durante los 2 meses siguientes.
  • Grupo B: 31 pacientes con artritis reumatoide severa recibieron tratamiento placebo.

    Variables de la enfermedad en los pacientes tratados con colágeno versus placebo. Los valores se expresan como las diferencias en relación al inicio de tratamiento, excepto para las variables relativas a las valoraciones de los propios pacientes y del médico. *P<0,05, **P<0,01.

  • Los pacientes con suplementación oral de colágeno tipo II experimentaron un beneficio sobre el número de articulaciones inflamadas, en los índices de inflamación y sensibilidad, y en el tiempo para recorrer 15 metros en los meses 1, 2 y 3 en comparación al grupo placebo (P<0,05 y P<0,01).
  • Los pacientes con suplementación oral de colágeno tipo II experimentaron un beneficio sobre el número de articulaciones sensibles o dolorosas en el mes 1 y 3 (P<0,05).
  • Cuatro pacientes del grupo tratado con colágeno tipo II (14%), en comparación a ningún caso reportado en el grupo placebo, presentaron una remisión completa de la enfermedad.

El colágeno tipo II reduce la severidad e intensidad de los síntomas del malestar articular asociado a la artritis reumatoide severa





LOS TRASTORNOS ARTICULARES INFLAMATORIOS

 

Las afecciones músculo-esqueléticas componen un conjunto de diversas alteraciones que afectan a los músculos, huesos, cartílagos, tendones, ligamentos y otros tejidos conectivos. Dentro de este grupo diverso de afecciones, se encuentran los trastornos articulares inflamatorios, los cuales afectan a los tejidos de la estructura articular [1], [2].

El tratamiento de los trastornos articulares se centra en atenuar el dolor y varía en función de la gravedad de los síntomas experimentados. El tratamiento puede basarse en una combinación de fármacos, descanso, termoterapia y protección de las articulaciones, aunque, en la actualidad, emergen otras opciones terapéuticas con efectos anti-inflamatorios demostrados, tales como la fitoterapia [3].

La osteoartritis es el trastorno articular degenerativo más común y su incidencia es muy elevada entre ancianos, comprometiendo la calidad de vida y pudiendo llegar a representar niveles de discapacidad elevados en este grupo poblacional 

[1], [4].

Los extractos de caracoles son utilizados en numerosas condiciones dermatológicas por sus propiedades antiinflamatorias, calmantes y regeneradoras [7], [8].

Ingrediente que promueve mecanismos de división y regeneración celular 

[13 al 19].

Ingrediente con propiedades anticonceptivas contra el dolor 

[20 al 31].

ALANTOÍNA

 

Ingrediente que modula la respuesta inflamatoria 

[13],[18],[31].

Una formulación tópica rica en alantoína es efectiva calmando el dolor y mejorando la rigidez en la osteoartritis de rodilla. [29]


  • Grupo A: 13 pacientes con osteoartritis en la rodilla fueron tratados con una crema con un 10% de extracto de Symphytum officinale L. (3 veces/día), que contenía alantoína, durante 6 semanas.

  • Grupo B: 14 pacientes con osteoartritis en la rodilla fueron tratados con una crema con un 20% de extracto de Symphytum officinale L. (3 veces/día), que contenía alantoína, durante 6 semanas.

  • Grupo C: 10 pacientes con osteoartritis en la rodilla fueron tratados con una crema placebo (3 veces/día) durante 6 semanas.

Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez e incomodidad), en los tres grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y cada dos semanas de iniciar el mismo. La primera figura representa las puntuaciones WOMAC para el dolor y la segunda para la rigidez asociada a la osteoartritis.

Se obtuvieron diferencias estadísticamente significativas en todas las categorías del índice WOMAC de la osteoartritis (dolor, P<0,01; rigidez, P<0,01; actividad funcional diaria, P<0,01) en los grupos de pacientes tratados con las formulaciones de Symphytum officinale L., ricas en alantoína.

La crema con alantoína reduce significativamente el dolor y la rigidez derivadas de la osteoartritis, mejorando la capacidad funcional de las articulaciones afectadas.




Una crema de uso fitoterapéutico rica en alantoína es un tratamiento eficaz para aliviar el dolor agudo de la espalda [30]


  • Grupo A: 60 pacientes con dolor agudo en la parte superior o inferior de la espalda fueron tratados con una crema (3 veces/día) que contenía alantoína, durante 5 días.
  • Grupo B: 60 pacientes con dolor agudo en la parte superior o inferior de la espalda fueron tratados con una crema (3 veces/día) placebo, durante 5 días.

    La intensidad del dolor se evaluó en una escala analógica visual estandarizada (VAS, Visual Analogue Scale), tanto para músculos[LCB1] de zonas superiores como inferiores. La variable de eficacia primaria se calculó como la suma de la VAS para el dolor de espalda superior y para el dolor de espalda utilizando los tiempos de medición reales, respectivamente. El cálculo del área bajo la curva (AUC) se determinó usando la regla trapezoidal acumulativa. Valores más altos del AUC indican mayor dolor.

  • En el transcurso del ensayo, la intensidad del dolor en el movimiento estandarizado activo disminuyó en promedio (mediana) aproximadamente 95,2% en el grupo tratado con la crema que contenía alantoína y 37,8% en el grupo de placebo.
  • El extracto con alantoína es superior al placebo en el tratamiento del dolor agudo de la parte superior e inferior de la espalda, independientemente de la localización del dolor (P<0,001).
La crema con alantoína reduce significativamente el dolor dorsal de forma rápida y eficaz. El efecto analgésico de la aplicación tópica de cremas ricas en alantoína, obtenidas a partir de extractos de raíz a partir de Symphytum officinale L., ha sido descrito en diversos episodios de dolor, como osteoartritis de rodilla y lesiones de tobillo [ 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28].




Una formulación rica en alantoína es un tratamiento eficaz en el manejo del dolor tras cirugía dental [31].


  • Grupo A: 28 pacientes sometidos a cirugía oral por extracción molar recibieron un gel (3 veces/día) que contenía alantoína, además de clorhexidina, dexpantenol y quitosano durante la semana posterior a la intervención.
  • Grupo B: 19 pacientes sometidos a cirugía oral por extracción molar realizaron un enjuague de bicarbonato (3 veces/día) durante la semana posterior a la intervención.

    Las puntuaciones de dolor post-cirugía fueron registradas por cada paciente a las 6 horas de la intervención y en los días posteriores. Se utilizó una escala analógica visual (VAS, Visual Analogue Scale; de 0: sin dolor a 10: dolor extremo). BC: bicarbonato, BP: gel con alantoína. Valores expresados como media±SEM; * P=0,0001.

  • Se observó una marcada reducción progresiva de la intensidad del dolor con el uso del gel con alantoína durante todo el período de tratamiento en comparación con el grupo control (a los 7 días de la intervención las puntuaciones VAS fueron 3,7 vs. 5,3, respectivamente; P=0,0001).
  • El consumo medio de pastillas analgésicas (diariamente y durante todo el periodo de estudio) fue menor en los pacientes que recibieron el gel (13 pastillas frente a 24 en el grupo control; P<0,05).

El gel con alantoína produce un alivio eficaz del dolor derivado de intervenciones orales, en parte por los efectos de este ingrediente en los procesos regeneradores y antiinflamatorios.

La alantoína ha demostrado tener actividad antinociceptiva periférica que implica el receptor opioide y los canales de K + sensibles a ATP [21].




El extracto proteico de Helix aspersa es un tratamiento eficaz en el manejo de heridas abiertas por quemaduras de grosor parcial en adultos. [7]


  • Grupo A: 27 pacientes adultos con quemaduras de espesor parcial profundo de la cara tratados con extracto de Helix aspersa.
  • Grupo B: 16 pacientes adultos con quemaduras faciales tratados con ungüento convencional para el tratamiento de quemaduras.

Las puntuaciones de dolor fueron registradas por cada paciente el cuarto día tras la quemadura, antes y 30 minutos después de la aplicación de las cremas en estudio, en una escala analógica visual del 1 al 10 (VAS, Visual Analogue Scale).

Las puntuaciones de dolor VAS después de la aplicación del extracto proteico de Helix aspersa fueron significativamente inferiores en comparación con el grupo control (P<0,001).
  • El tiempo medio para el desprendimiento de escaras se redujo significativamente en el grupo tratado con extracto de Helix aspersa (9±2 días versus 11±2 días en el grupo control; P=0,003).

  • El tiempo medio para la epitelización de la superficie quemada fue de 11±2 días en el grupo tratado con extracto de Helix aspersa, mientras que el grupo control necesitó de mayor tiempo de recuperación (15±3 días) (P<0,001).

Además de aliviar el dolor derivado de lesiones por quemaduras, el extracto proteico regenerador de Helix aspersa acelera la apoptosis de escaras y el proceso de re-epitelización celular de las superficies dañadas.




El extracto proteico de Helix aspersa es un tratamiento eficaz en el manejo de la dermatitis atópica. [8]


  • Grupo A: 10 pacientes con dermatitis atópica que fueron tratados durante 4 semanas con un extracto de Helix aspersa.
  • Grupo B: 10 pacientes con dermatitis atópica que fueron tratados durante 4 semanas con ácido hialurónico (grupo control).
Cambio de la puntuación SCORAD (SCORing Atopic Dermatitis), que evalúa la gravedad de la dermatitis atópica, en ambos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y 4 semanas después. El índice SCORAD mostró un descenso estadísticamente significativo tanto en el grupo control como en el grupo experimental. Sin embargo, el grupo tratado con extracto proteico de Helix aspersa mostró mayor significación estadística que el grupo control (P=0,017 versus P=0,074 en controles).

El extracto proteico regenerador de Helix aspersa reduce la severidad e intensidad de la dermatitis atópica, una enfermedad cutánea inflamatoria crónica.




Extractos de Curcuma domestica tienen una eficacia y seguridad similares al ibuprofeno en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla [c13]


  • Grupo A: 52 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 2 g/día de extracto de C. domestica, rico en curcumina, durante 6 semanas.
  • Grupo B: 55 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 800 mg/día de ibuprofeno durante 6 semanas.
  • Los parámetros físicos evaluados experimentaron una mejoría significativa en comparación al inicio del tratamiento en ambos grupos de pacientes.

  • No se hallaron diferencias en los parámetros analizados entre pacientes que recibieron el extracto rico en curcumina o ibuprofeno, a excepción del dolor experimentado al subir escaleras (P=0,016).

  • Tampoco se encontraron diferencias en los efectos adversos experimentados por los pacientes entre tratamientos (33,3% versus 44,2%, P=0.36 en los extractos de C. domestica e ibuprofeno, respectivamente).

Los extractos de C. domestica ricos en curcumina parecen ser igualmente eficaces como el ibuprofeno en el manejo del dolor en la osteoartritis de rodilla.




La curcumina es segura y eficaz mejorando las puntuaciones de actividad de la artritis reumatoide, administrada sola o en combinación con el fármaco antiinflamatorio diclofenaco[c14]


  • Grupo A: 15 pacientes con artritis reumatoide recibieron un tratamiento oral dos veces al día de 500 mg curcumina durante 8 semanas.
  • Grupo B: 15 pacientes con artritis reumatoide recibieron un tratamiento oral dos veces al día de 500 mg curcumina y 50 mg diclofenaco durante 8 semanas.
  • Grupo C: 15 pacientes con artritis reumatoide recibieron un tratamiento oral dos veces al día de 50 mg diclofenaco durante 8 semanas.

Determinación de la escala DAS (del inglés Disease Activity Score) para evaluar la actividad de la artritis reumatoide basada en 28 articulaciones en los tres grupos experimentales antes y al finalizar el tratamiento. *P≤0,05.

  • La administración de curcumina presentó el porcentaje más significativo de mejora en los índices de actividad de la enfermedad DAS y ACR (criterios de clasificación del Colegio Americano de Reumatología); estos registros fueron superiores que en el grupo tratado con diclofenaco.

  • Además, el grupo de pacientes tratado con curcumina mostró una reducción evidente en la severidad de la inflamación, determinada por la concentración sérica de la proteína C reactiva, sustancia producida por el hígado en respuesta a los estados inflamatorios.

La curcumina es un activo eficaz aliviando el dolor en pacientes con artritis reumatoide.




La administración combinada de curcumina y glucosamina mejora los resultados de un tratamiento ampliamente utilizado para el manejo de la osteoartritis [C15]


  • Grupo A: 63 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 500 mg de Meriva®, rica en curcumina, y 500 mg de Regenasure®, rica en glucosamina en forma de 1 pastilla diaria durante 4 meses.
  • Grupo B: 61 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 400 mg de condroitin sulfato y 415 mg de glucosamina en forma de 2 pastillas diarias durante 4 meses.

    Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez y actividad funcional), en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y tras 4 meses de tratamiento. *P≤0,05 vs condroitin+glucosamina; +P≤0,05 vs basal.

  • Se obtuvieron diferencias estadísticamente significativas en todas las categorías del índice WOMAC de la osteoartritis (dolor, rigidez y actividad funcional diaria) en los grupos de pacientes tratados con la formulación enriquecida en curcumina.
  • Se observaron mejoras estadísticamente significativas en las puntuaciones WOMAC relativas a la función emocional y social en el grupo de pacientes suplementado con curcumina (P<0,05 vs condroitin+glucosamina).

La suplementación oral de curcumina reduce la gravedad de la osteoartritis de rodilla tras 4 meses de tratamiento.




El tratamiento con curcuminoides en pacientes con osteoartritis alivia significativamente los síntomas de la enfermedad [C16].


  • Grupo A: 19 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 1500 mg al día de C3 complex®, rico en curcuminoides, durante 6 semanas.
  • Grupo B: 21 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron pastillas placebo durante 6 semanas.
Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez, actividad funcional y puntuación global), en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y tras 6 semanas de tratamiento. Se indica el P valor dentro del grupo y entre grupos experimentales.ª representa diferencias estadísticas significativas, b valores que indican la comparativa entre antes del tratamiento y el final del tratamiento. Los valores estadísticamente significativos se muestran en negrita.

Puntuaciones obtenidas por los pacientes antes y después del tratamiento en (A) la escala Lesquene (LPFI, Lequesne’s pain functional index) relacionada con el dolor, las molestias y las repercusiones funcionales y (B) la escala analógica visual estandarizada (VAS, Visual Analogue Scale) que evaluó la intensidad del dolor.

  • La comparación entre pre- versus post-tratamiento en las puntuaciones WOMAC mostraron una reducción estadísticamente significativa a nivel global (P<0,001) así como en las puntuaciones parciales (P<0,001 para el dolor y la actividad funcional, y P=0,043 para la rigidez) en los pacientes tratados con curcuminoides.
  • En las comparaciones entre ambos grupos en estudio se observó un efecto más acentuado en el grupo de pacientes que recibió curcuminoides disminuyendo las puntuaciones WOMAC a nivel global (P=0,001), de dolor (P<0,001) y actividad funcional (P<0,001).
  • Se detectaron reducciones significativas en los índices LPFI y VAS en el grupo tratado con curcuminoides (P<0,001 en ambas medidas), mientras que este efecto no ocurrió en el grupo placebo.

Se ha demostrado la eficacia de la suplementación dietética con curcuminoides para aliviar los síntomas y mejorar el cuidado de los pacientes con osteoartritis.




La ingesta de curcumina mejora los síntomas y las capacidades funcionales de pacientes con osteoartritis de rodilla [C17].


  • Grupo A: 18 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron 180 mg de curcumina (6 cápsulas de Theracurmin® al día) durante 8 semanas.
  • Grupo B: 23 pacientes con osteoartritis de rodilla recibieron 6 cápsulas al día de tratamiento placebo durante 8 semanas.

    Puntuaciones obtenidas en la escala de intensidad de dolor VAS (Visual Analogue Scale) por los pacientes a diferentes momentos del tratamiento (antes y 2, 4, 6 y 8 semanas de tratamiento). Los resultados se expresan como media±SD.

    Necesidad de tratamiento con fármacos antiinflamatorios no esteroideos en ambos grupos de estudio a lo largo del tiempo.

    • Tras 8 semanas de tratamiento, la puntuación VAS del dolor se redujo significativamente en el grupo tratado con curcumina en aquellos pacientes con un índice VAS basal superior a 0,15 (P=0,023).

    • El suplemento de curcumina redujo significativamente la dependencia al fármaco antiinflamatorio y analgésico celecoxib en relación al grupo placebo (P=0,0252).

    La toma oral de curcumina durante 8 semanas alivia los síntomas de dolor asociados a la osteoartritis.




Extractos de Curcuma domestica tienen una eficacia y seguridad similares al ibuprofeno en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla [C18].


  • Grupo A: 185 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 1500 mg/día de extracto de C. domestica, rico en curcumina, durante 4 semanas.
  • Grupo B: 182 pacientes con osteoartritis de rodilla (con una puntuación del dolor ≥5) tomaron 1200 mg/día de ibuprofeno durante 4 semanas.

    Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis (dolor, rigidez, actividad funcional y puntuación global), en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento (semana 0) y a las 2 y 4 semanas de tratamiento. *P≤0,05.

  • Las puntuaciones WOMAC evidenciaron una mejoría equivalente en ambos tratamientos en comparación a antes de iniciar el estudio.
  • No se hallaron diferencias en los parámetros analizados entre pacientes que recibieron el extracto rico en curcumina o ibuprofeno (P=0,362 para puntuación WOMAC global; P=0,531 para la subescala WOMAC del dolor; P=0,522 para la subescala WOMAC de rigidez y P=0,278 para la subescala WOMAC de actividad funcional).
  • Los pacientes que experimentaros efectos secundarios durante el tratamiento no difirió entre ambos grupos experimentales (35,7% versus 29,7%, P=0.222 en ibuprofeno y en los extractos de C. domestica, respectivamente).

Los extractos de C. domestica ricos en curcumina son tan eficaces y seguros como el tratamiento farmacológico con ibuprofeno en el manejo de la sintomatología de la osteoartritis.




Extractos de Boswellia serrata son eficaces y bien tolerados en el tratamiento de la osteoartritis [O4].


  • Grupo A: 15 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron 3 cápsulas al día (333 mg de extracto de extracto de Boswellia serrata en cada cápsula), durante 8 semanas.
  • Grupo B: 15 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron cápsulas placebo durante 8 semanas.

Se realizaron dos intervenciones y aquellos pacientes que tomaron el extracto vegetal en la primera ronda, posteriormente, en la segunda ronda recibieron­ tratamiento placebo y viceversa.

Puntuaciones medias de eficacia de los tratamientos en ambas rondas del estudio en términos de reducción del dolor, hinchazón y actividad funcional (en la ronda 1, el Grupo 1 fue suplementado con extracto de Boswellia serrata y en la ronda 2 recibió placebo y el Grupo 2 siguió el orden inverso). Pre-T/t, antes del inicio del tratamiento asignado; Post-T/t, después de completar las 8 semanas del tratamiento asignado; BSE, extracto de Boswellia serrata.

  • La reducción en la severidad del dolor, hinchazón y pérdida de función fueron estadísticamente y clínicamente significativas en el grupo de pacientes tratados con el extracto de Boswellia serrata en comparación al grupo placebo (P<0,001).

  • En la segunda ronda del estudio, aquellos pacientes que fueron asignados al tratamiento placebo empeoraron nuevamente los parámetros evaluados y viceversa.

La administración oral de extracto de Boswellia serrata mejora el cuadro de dolor e inflamación de pacientes con osteoartritis (artrosis) de rodilla, mejorando la flexión de la articulación afectada y reduciendo la rigidez articular.




La suplementación oral de glucosamina es efectiva en el tratamiento de los síntomas de la osteoartritis [O9].


  • Grupo A: 106 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron 1500mg de sulfato de glucosamina, durante 6 meses.
  • Grupo B: 108 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron acetaminofén durante 6 meses.
  • Grupo C: 104 pacientes con osteoartritis de rodilla tomaron placebo durante 6 meses.

    Puntuaciones medias de los pacientes de la población con intención de tratar (ITT, intention-to-treat) en la escala Lesquene utilizada para cuantificar la severidad de la enfermedad antes del tratamiento y al mes 1, 3 y 6 de tratamiento. Esta escala se relaciona con el dolor de rodilla, las molestias y las repercusiones funcionales en la vida diaria y la distancia máxima recorrida. *P=0,032 versus placebo.

  • El sulfato de glucosamina demostró ser más efectivo que el placebo mejorando el índice Lesquene, con una reducción final de 3,1 puntos versus 1,9 en placebo (P=0,032).
  • La reducción en el índice Lesquene obtenida en el grupo tratado con acetaminofén, uno de los medicamentos comúnmente más utilizados para aliviar el dolor, no fue estadísticamente diferente al grupo placebo (P=0,18).
  • Resultados similares se obtuvieron en las puntuaciones en la escala WOMAC.

La suplementación con sulfato de glucosamina durante 6 meses demostró ser más efectiva que el acetaminofén en la manifestación clínica de la osteoartritis (artrosis)




La ingesta de vitamina C reduce el riesgo de pérdida de cartílago y de progresión de la enfermedad en personas con osteoartritis [O79].


  • Seiscientos cuarenta participantes del estudio de cohortes Framingham recibieron evaluaciones completas sobre la asociación de vitamina C, beta caroteno, y la ingesta de vitamina E con la incidencia y la progresión de la osteoartritis, comparada con la de un panel de vitaminas no antioxidantes, B1, B6, niacina y folato[LCB1] .
  • Los datos del estudio sugirieron que los antioxidantes podrían proteger a las personas con enfermedad establecida de la progresión de la enfermedad.
  • Utilizando parámetros radiográficos de progresión, se observó una reducción de 3 veces en el riesgo para la progresión de la patología en hombres y mujeres con una ingesta diaria de vitamina C media (152 mg y 179 mg, respectivamente) (odds ratio ajustado 0,3, IC 95%: 0,1;0,8) y también con ingesta de vitamina C alta (hombres 430 mg/día y mujeres 501 mg/día) (odds ratio ajustado 0,3, IC 95%: 0,1;0,6).
  • Aquellas personas con la ingesta de vitamina C más elevada presentaron un riesgo reducido de desarrollar dolor de rodilla (odds ratio ajustado 0,3; IC 95%: 0,1;0,8).

El suplemento de vitamina C protege a las personas con trastornos artríticos establecidos de la progresión de la enfermedad.




La suplementación oral de zinc mejora el curso de la artritis reumatoide refractaria [O68].


  • Grupo A: 12 pacientes con artritis reumatoide refractaria tomaron 3 cápsulas al día con 220 mg de sulfato de zinc durante 12 semanas. En una segunda fase del estudio de 12 semanas más, siguieron con el mismo tratamiento.
  • Grupo B: 12 pacientes con artritis reumatoide refractaria tomaros 3 cápsulas al día con tratamiento placebo durante 12 semanas. En una segunda fase del estudio de 12 semanas más, iniciaron el tratamiento activo con sulfato de zinc oral.

    Gráfico de cambio acumulativo desde la última visita. Los pacientes puntuaron el progreso experimentado desde la última visita en una escala de 5 (3 representaba “ningún cambio”). El cambio incremental (puntaje promedio menos 3), sumado a la puntuación previa se representó gráficamente a lo largo del estudio (primeras 12 semanas estudio a doble ciego y segundas 12 semanas estudio abierto). Z, zinc; P, placebo.

  • Los pacientes suplementados con zinc experimentaron mejoría gradual a lo largo del tiempo de tratamiento. Sin embargo, los pacientes en tratamiento placebo experimentaron una leve mejoría en la segunda semana pero no describieron mayor beneficio hasta que iniciaron la segunda fase del estudio donde recibieron suplemento de sulfato de zinc.
  • Durante la fase de doble ciego, los índices clínicos evaluados fueron superiores en los pacientes que recibieron zinc en comparación al grupo placebo en relación a la inflamación de las articulaciones (P<0,01 en semana 8), rigidez matutina (P<0,05 en semana 8), tiempo caminado (P<0,05 en semana 8) y valoración global del paciente (P<0,05 en semana 8).
  • En la segunda fase del estudio, donde ambos grupos de pacientes recibieron suplemento de zinc, los índices clínicos mejoraron progresivamente.
  • La función articular responde positivamente a la ingesta oral de zinc en condiciones inflamatorias y representa un alivio significativo para los síntomas de la artritis reumatoide.




La combinación de clorhidrato de glucosamina, condroitín sulfato de sodio y ascorbato de manganeso es efectiva para el tratamiento de la osteoartritis (artrosis) de rodilla [O59].


  • Grupo A: 46 pacientes con osteoartritis de rodilla moderada/severa recibieron dos cápsulas, dos veces por día. Cada una contenía 500 mg de clorhidrato de glucosamina, 400 mg de condroitín sulfato de sodio y 76 mg de ascorbato de manganeso durante 6 meses.
  • Grupo B: 47 pacientes con osteoartritis de rodilla moderada/severa recibieron tratamiento placebo durante 6 meses.

    Media (±SEM) y porcentaje de cambio respecto al inicio del estudio de las observaciones clínicas de los pacientes estratificados según la severidad radiográfica: estudio del índice de gravedad de Lesquene (utilizada para cuantificar la severidad de la enfermedad), la versión analógica visual del índice de artrosis de las universidades Western Ontario y McMaster (WOMAC) y la evaluación global realizada por el paciente. *P=0,003, †P=0,04, ‡P=0,04, §P=0,04. El P valor representa las diferencias estadísticamente significativas entre el grupo de pacientes tratado con el suplemento oral y el grupo control.

  • A los 4 y 6 meses de tratamiento, el índice de gravedad Lesquene se redujo significativamente en los pacientes del grupo de tratamiento activo con osteoartritis leve o moderada (P=0,003 y P=0,04, respectivamente).
  • Se observó una tendencia a la mejoría al cabo de 4 meses de tratamiento cuando se utilizó la escala WOMAC o la evaluación global del paciente, aunque no se alcanzó la significación estadística.

El suplemento oral de clorhidrato de glucosamina, condroitín sulfato de sodio y ascorbato de manganeso reducen la severidad de la osteoartritis de rodilla en estadios iniciales de la enfermedad.




La suplementación con magnesio mejora la sintomatología asociada a la artropatía de las articulaciones con deposición de pirofosfato cálcico [O56].


  • Grupo A: 19 pacientes con artropatía por pirofosfato cálcico (artritis sintomática + cristales de pirofosfato cálcico en el líquido sinovial) recibieron 10 ml de carbonato de magnesio tres veces al día durante 6 meses.
  • Grupo B: 19 pacientes con artropatía por pirofosfato cálcico (artritis sintomática + cristales de pirofosfato cálcico en el líquido sinovial) recibieron placebo tres veces al día durante 6 meses.
  • Duración del dolor, derrame, rigidez y sensibilidad antes y después del tratamiento y evaluación subjetiva y objetiva sobre el efecto del tratamiento. El dolor se calificó en una escala de 0 “ninguno”, 1 “leve”, 2 “moderado” y 3 “grave”, derrame y sensibilidad en una escala de 0 “ninguna”, 1 “leve” y 2 “grave”. La duración de la sensibilidad se midió en minutos.

  • A pesar de un pronunciado efecto placebo en los controles, el tratamiento activo mostró una tendencia uniforme hacia la mejora en el dolor, la rigidez, el derrame (rodilla), la sensibilidad en la línea articular y la evaluación subjetiva y objetiva global.
  • A los seis meses la mejoría experimentada por los pacientes suplementados con magnesio sobre los controles fue significativa para el dolor (P<0,05) y en la evaluación objetiva (P<0,05).

El tratamiento con magnesio demuestra ser efectivo en el manejo de la sintomatología ligada a la artropatía de las articulaciones.




El consumo de una preparación rica en el complejo enzimático de la bromelina reduce los síntomas asociados a la osteoartritis de rodilla al mismo nivel que el diclofenaco [51].


  • Grupo A: 20 pacientes con osteoartritis de rodilla leve o moderada recibieron 500 mg de bromelina al día en una dosis durante 16 semanas.
  • Grupo B: 20 pacientes con osteoartritis de rodilla leve o moderada recibieron 100 mg de diclofenaco (medicamento antiinflamatorio no esteroideo) al día en una dosis durante 4 semanas.

    Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis, y puntuaciones en el cuestionario SF-36, instrumento que evalúa la calidad de vida relacionada con la salud, en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y a las 4 y 16 semanas (el último sólo para la bromelina).

    Los valores se presentan como media±SEM. Puntuaciones bajas en el índice WOMAC representan mejor clínica. En el cuestionario SF-36, 0 indica problemas extremos y 100 indica ningún problema. MCS, componente mental; PCS, componente físico, SF-36, short-form 36.

    aComparado con el momento basal.

  • En la semana 16 del tratamiento con bromelina, los pacientes presentaron mejores puntajes de WOMAC total (12,2 frente a 25,5), subescalas de dolor (2,4 frente a 5,6), subescalas de rigidez (0,8 frente a 2,0) y subescalas de función (9,1 frente a 17.9) y el componente físico de SF-36 (73,3 frente a 65,4) en comparación con los valores basales.
  • No hubo diferencias en las puntuaciones de WOMAC y SF-36 comparados entre los grupos de bromelina y diclofenaco a las 4 semanas. En la semana 4, se observaron mejorías en ambos grupos tratados en relación al inicio del estudio.

La bromelina y el diclofecaco reducen los síntomas de la osteoartritis (artrosis) de rodilla de forma comparable tras 4 semanas de tratamiento.




La ingesta oral de sulfato de condroitina disminuye el dolor y mejora la función en situaciones de osteoartritis de rodilla [O46].


  • Grupo A: 54 pacientes con osteoartritis de rodilla sintomática recibieron 800 mg de sulfato de condroitina al día en dos periodos de 3 meses durante 1 año.
  • Grupo B: 56 pacientes con osteoartritis de rodilla sintomática recibieron placebo en dos periodos de 3 meses durante 1 año.

    Puntuaciones medias de los pacientes de la población en estudio en la escala Lesquene (utilizada para cuantificar la severidad de la enfermedad) y la escala analógica visual estandarizada VAS (para evaluar la intensidad del dolor). PBO, placebo; CS, sulfato de condroitina.

  • En el grupo de pacientes que tomaron sulfato de condroitina, el índice de la escala Lesquene se redujo por 24, 25, 34 y 36%, en los meses 3, 6, 9 y 12, respectivamente. Se hallaron diferencias significativas al mes 9 y 12 entre los grupos sulfato de condroitina y placebo, P<0,05 y P<0,01, respectivamente.
  • La intensidad del dolor disminuyó respectivamente en un 42% en el mes 9 y 12 en el grupo suplementado con sulfato de condroitina versus 25% en el grupo placebo. El análisis estadístico mostró una diferencia significativa entre ambos grupos de tratamiento en los meses 9 y 12 (P<0,05).

La suplementación con sulfato de condroitina alivia el dolor y reduce la severidad de la osteoartritis (artrosis) de rodilla




El extracto de harpagofito es efectivo en el tratamiento de la exacerbación del dolor lumbar [O40].


  • Grupo A: 65 pacientes con susceptibilidad crónica al dolor lumbar que recibieron una pastilla de extracto de harpagofito 3 veces al día (600 mg) durante 4 semanas.
  • Grupo B: 66 pacientes con susceptibilidad crónica al dolor lumbar que recibieron una pastilla de extracto de harpagofito 3 veces al día (1200 mg) durante 4 semanas.
  • Grupo C: 66 pacientes con susceptibilidad crónica al dolor lumbar que recibieron placebo durante 4 semanas.
  • El número de pacientes que no presentaron dolor sin la toma del analgésico tramadol durante al menos 5 días en la cuarta semana de tratamiento fue de 3 en el grupo placebo, 6 en el grupo que tomó harpagofito dosis baja y 10 en el grupo que tomó harpagofito dosis elevada (P=0,027).
  • El análisis del índice Arhus específico para el dolor de espalda (incluye la deficiencia física, el dolor y las puntuaciones de discapacidad) mostró mayor beneficio entre los grupos de tratamiento activo que el grupo placebo.
La suplementación oral con extracto de harpagofito exhibe propiedades analgésicas y antinociceptivas.




El aporte de vitamina E ejerce actividad analgésica significativa, con independencia del efecto antiinflamatorio, en casos de artritis reumatoide [O27].


  • Grupo A: 20 pacientes con artritis reumatoide severa tomaron 1200 mg de vitamina E (2 cápsulas 2 veces al día) durante 12 semanas.
  • Grupo B: 22 pacientes con artritis reumatoide severa recibieron tratamiento placebo durante 12 semanas.

    Porcentaje de cambio medio en la escala analógica visual estandarizada (VAS, Visual Analogue Scale) que evaluó la intensidad del dolor en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y a lo largo de diferentes semanas hasta completar el estudio. (A) Dolor por la mañana, (B) dolor tras realizar una actividad seleccionada (población con intención de tratar).

  • Los parámetros indicadores de dolor se vieron reducidos significativamente en el grupo de pacientes que recibieron vitamina E en comparación al grupo placebo (dolor por la mañana: −0,56 vs +0,54, P=0,006; dolor por la noche: −0,56 vs +0,28, P=0,017; dolor tras actividad escogida: −0,68 vs +0,09, P=0,040).
  • Según las valoraciones globales realizadas por los pacientes, el 60% de pacientes mejoró con la suplementación de vitamina E, comparativamente al 31,8% en el grupo placebo.

La ingesta oral de vitamina E reduce la intensidad del dolor articular asociado a la artritis reumatoide.




La suplementación intra-articular con derivados del ácido hialurónico es un tratamiento apropiado para normalizar el estado de las articulaciones en la osteoartritis [O20].


  • Grupo A: 127 pacientes con osteoartritis de rodilla fueron sometidos a un tratamiento estándar apropiado para su condición (propuesto por la ACR, American College of Rheumatology[1]) y un derivado de ácido hialurónico (3 inyecciones de Hylan G-F20 intra-articulares con intervalos de 1 semana) durante 1 año.
  • Grupo B: 128 pacientes con osteoartritis de rodilla fueron sometidos a un tratamiento estándar apropiado para su condición (propuesto por la ACR, American College of Rheumatology21) durante 1 año.

Puntuaciones WOMAC (Western Ontario and MacMaster Universities), que evalúa la gravedad de la osteoartritis en los dos grupos de pacientes, antes de iniciar el tratamiento y a lo largo de diferentes meses hasta completar el estudio.

  • El grupo de pacientes con suplemento articular de derivados del ácido hialurónico fue superior en el porcentaje de reducción en la media de las puntuaciones WOMAC de dolor en comparación al tratamiento estándar solo (38% versus 13%, P=0,0001).

  • El tratamiento con derivados de ácido hialurónico mejoró de forma significativa los índices evaluados sobre la calidad de vida relacionada con la salud de los pacientes (P<0,0001).

  • El grupo tratado con suplemento de ácido hialurónico presentó menor tasa de efectos adversos al año de tratamiento que el grupo control (52% versus 68%, respectivamente; P=0,0116).

La calidad del líquido sinovial, gracias al tratamiento intra-articular con derivados del ácido hialurónico, influye positivamente sobre las articulaciones y el dolor asociado a la osteoartritis (artrosis) de rodilla.




El tratamiento con colágeno tipo II demuestra ser efectivo en pacientes con artritis reumatoide severa, incluso, llegando a remitir completamente la enfermedad [O15].


  • Grupo A: 28 pacientes con artritis reumatoide severa ingirieron 0,1 mg de colágeno tipo II solubilizado diariamente durante 1 mes y, posteriormente tomaron 0,5 mg durante los 2 meses siguientes.
  • Grupo B: 31 pacientes con artritis reumatoide severa recibieron tratamiento placebo.

    Variables de la enfermedad en los pacientes tratados con colágeno versus placebo. Los valores se expresan como las diferencias en relación al inicio de tratamiento, excepto para las variables relativas a las valoraciones de los propios pacientes y del médico. *P<0,05, **P<0,01.

  • Los pacientes con suplementación oral de colágeno tipo II experimentaron un beneficio sobre el número de articulaciones inflamadas, en los índices de inflamación y sensibilidad, y en el tiempo para recorrer 15 metros en los meses 1, 2 y 3 en comparación al grupo placebo (P<0,05 y P<0,01).
  • Los pacientes con suplementación oral de colágeno tipo II experimentaron un beneficio sobre el número de articulaciones sensibles o dolorosas en el mes 1 y 3 (P<0,05).
  • Cuatro pacientes del grupo tratado con colágeno tipo II (14%), en comparación a ningún caso reportado en el grupo placebo, presentaron una remisión completa de la enfermedad.

El colágeno tipo II reduce la severidad e intensidad de los síntomas del malestar articular asociado a la artritis reumatoide severa





 

BIBLIOGRAFÍA

GustoPharma Consumer Health S.L.®